¿Cómo mantener a raya la factura de luz y gas en los meses más fríos del año? En este post te damos algunas claves que te ayudarán a rebajar el importe de los temidos recibos sin tener que renunciar a una casa cómoda y caliente

Reparación de calderas.Como expertos de calefacción en Coruña y resto de comunidades donde SAT Reparaciones trabajamos, sabemos que una de las mayores preocupaciones de todos es la factura en calefacción. Elegir una caldera eficiente es muy importante, pero si no está de nuestra mano cambiarla o si ya hemos hecho la inversión y contamos con un modelo adecuado a nuestras necesidades, también hay múltiples factores a tener en cuenta que nos pueden ayudar a optimizar su uso sin que nos cueste dinero de más. Aquí va una lista de recomendaciones básicas.

  1. Aprovecha las horas de sol para ventilar las estancias y calentar de forma natural la casa. Pese a que en invierno dé más pereza, es importante dejar “respirar” tu casa y que ésta se ventile convenientemente. Si lo haces en las horas centrales del día, aunque sea durante 5 minutos, evitarás que el piso se enfríe en exceso. Por supuesto, mantén durante las persianas subidas durante el día para que el sol caliente las habitaciones y disfrutarás de un calor extra gratis.
  2. De noche, ¡persianas bajadas! Parece una obviedad, y sin embargo es una de las formas más fáciles de evitar que el calor del día se escape al irse la luz. Cierra bien las ventanas y comprueba que las persianas estén bajadas y evitarás fugas que se traduzcan en una casa fría.
  3. Las ventanas y las puertas, también indispensables. ¿Has probado si tus ventanas sellan correctamente? Si no es así, revísalas. Existen cintas especiales que se colocan en todos los marcos, los denominados burletes que pueden ser de espuma, caucho o silicona y que evitan la filtración de aire mejorando, por tanto, el aislamiento. Cerrar las puertas de aquellas habitaciones sin usar es también una buena manera de evitar que el aire caliente circule y se difumine en aquellas estancias donde realmente necesitemos calor, como el salón o la habitación principal.
  4. Programa tu calefacción. ¿Sabes cuál es la temperatura ideal en función de la hora del día? Durante el día se recomienda de 19 a 21 grados centígrados, mientras que a la noche la temperatura perfecta va de los 15 a los 17 grados. Cada grado más supone un 7% más de gasto en tu bolsillo.
  5. Purgar los radiadores. Es aconsejable sacar el aire una vez al año para evitar que las burbujas impidan el paso del calor. Hacerlo antes de utilizarlos cada invierno es una buena costumbre y apenas conlleva esfuerzo, tan sólo necesitas un destornillador.
  6. ¡No tapes los radiadores! Colocar ropa encima o muebles muy cerca puede ser perjudicial para que el reparto de calor sea el necesario a la hora de calentar las estancias.

Estos sencillos consejos serán beneficiosos para tu economía familiar. Recuerda que para la reparación de calderas en Bilbao y resto de ciudades tienes un técnico de SAT Reparaciones cerca de ti.

Facebook like

Subscribe
Subscribe to our e-mail newsletter to receive updates.
No comments yet.

Deja un comentario